domingo, 4 de diciembre de 2011

DIOS, LOS REGULARES Y LA CRISIS

 Como hace mucho que no escribo y hoy me he quedado solo he cogido el portatil y he pensado en rellenar este espacio, para no perder la costumbre.

  Constato como de forma curiosa e intencionada ya no se habla de la crisis, al menos en los telediarios oficiales. Hay que recurrir al internet para seguir el partido este que estamos jugando y en el que lo tenemos todo puestoi no me refiero a la Davis que acabamos de ganarla. Se ha decretado un verdadero silencio de radio en las grandes emisoras acerca de nuestra situación y de lo cerquita que estamos de la puerta del infierno. No hagais demasiado caso, con lo del infierno solo me refiero a volver a vivir como hace 20 o 30 años, solo es eso. ¿No lo sabiais?, si en la reunión del Jueves y el Viernes que viene los que ahora mismo mandan en Europa no llegan a un acuerdo sobre como solucionar esto de la deuda publica masiva y la crisis, nos quedaremos abandonados a nuestra suerte, no podremos pagar, y tendremos que declararnos, o nos declararan, en quiebra (eso que ahora llaman, finamente, default).

  Todo el mundo esta desorientado, observo que hasta el economo traidor anda mas perdido que un pulpo en un garaje, nadie sabe que va a pasar, no sirve de nada observar como va el Backwardation (menuda palabreja ¿eh?), ni el precio del oro, ni el de la plata, ni el del trigo. Al final, que podamos seguir arrastrandonos durante unos cuantos años, con grandes dificultades, pero manteniendo parte de nuestro status o que nos vayamos al garete, depende de la renunion de unas cuantas personas, quizas no lleguen ni a una docena. El problema no es economico, ni politico, es, simplemente, humano. Dependera de reacciones tan humanas como el miedo, la desconfianza, o el valor, que todo se arregle o que todo salte por los aires. 

En alguna parte de mi perfil dice que creo en Dios, ciertamente, y lo importante para mi no es que exista, solo que es necesario creer para que asi sea. Quiero creer, de la misma forma, que alguien esta haciendo algo para evitar una situación que nos situará a todos (a todo el mundo) en un escenario propio de una pelicula de Mad Max. Es lo que tiene la fe: puedes creer lo que te apetezca y hasta te parecerá cierto. Quiero creer que en otras partes, no es como aquí, que hay gente que tiene idea de las cosas, que tiene buenas intenciones o que solo se levanta por las mañanas pensando en hacer su trabajo. Quiero creer que es posible, nos quedan cinco días para comprobarlo.

Alguna vez os he dicho que hice la "mili" en Regulares?, ¿no?, pues asi es. Me toco hacer esa cosa de fascistas y retrogrados que era el servicio militar, y del que yo estoy tan orgulloso, cuyo culmen era la jura de bandera y donde te hacian entender que defender ese trapo era defenderte a ti mismo (por cierto perroflautas, lo inventó Maquiavelo, el ejercito de ciudadanos, a ver si leemos un poquito más). Total, cosas de fachas, hoy es mejor arrastrar el culo por una plaza, ponerse morado de cerveza, y conspirar con republicanos de saldo para sentirse importante. Pero no quiero desviarme de lo que iba a decir. Cuando llego el día de licenciarnos hicimos un desfile, como Dios manda, que salió fenomeno (no pudo ser de otra manera, los Regulares somos los mejores desfilando y que se joroben los lejías). Cuando acabamos formamos todas las compañías delante del palco de nuestro Coronel, sin avisar, vimos que bajaba de allí y se ponía delante de todos nosotros,a nuestro nivel. Nos miramos de reojo, nadie se acercaba a menos de dos metros de él sin su permiso, o sin que te llamara, no sabiamos que iba a pasar. Recuerdo que, entre otras, dijo estas palabras: "...Despues de las cocinas, las marchas, las guardias, y de todo lo que habeis trabajado aqui hay una cosa que teneis que llevaros, solamente una: que con ganas, con esfuerzo,  se sale adelante, si a vuestra vida le echais las mismas ganas que habeis puesto aquí superareis todos vuestros problemas...", no fue una arenga militar, lo dijo como un consejo, como un amigo le habla a otro amigo, y todavia me emociono al recordarlo (fue en el 1992). Asi he procurado hacerlo y debo decir que el consejo de mi Coronel ha sido útil y verdadero. Probablemente, a mas de uno de los imbéciles que hemos tenido que soportar como gobernantes le faltó en su vida ese coronel y ese consejo, por eso nos vemos así. Lo pongo por si alguíen lo lee, lo recoge y le resulta igualmente utíl en esta situación y en lo que venga.

La crisis....sera para otra nota, hoy ya os he aburrido bastante. Que Dios os bendiga a todos...menos a uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada